Si no quieres hacer ejercicios te dejamos la fórmula para adelgazar aquí

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Estamos claros en que todos no tenemos la misma inclinación hacia los ejercicios, a unos nos cuesta más que a otros, no nos acostumbramos a la rutina, nos desanimamos con prontitud o sencillamente no nos da tiempo para cumplir con la rutina de ejercicios.

El tiempo es el enemigo de muchas personas. Tener que levantarse para ir a la oficina, antes de llegar hay que llevar a los niños a clase, luego aprovechar el descanso del mediodía para buscar a los niños. Salir de la oficina cansados, estresados, la verdad es que provoca ir al gimnasio, pero el descanso se nos hace necesario.

Es posible que sea tu caso, o quizás uno similar. Lo cierto es que pensando en todas esas situaciones que nos impiden hacer ejercicios o nos lo dificulta hemos decidido mostrarte la fórmula para adelgazar de verdad sin hacer ejercicios.

Se trata de una dieta extraordinaria. Sin embargo, para que funcione a la perfección y con mayor efectividad te recomendamos que hagas una caminata diaria de una hora, pues de esa manera se podrá activar tu metabolismo y lograrás quemar más grasa mientras haces la dieta, alcanzando un gran resultado en poco tiempo.

La dieta que te presentaremos se basa en una alimentación equilibrada y sana. Una vez que comienzas con la caminata diaria también necesitas hacer una dieta desintoxicante durante una semana.

La dieta desintoxicante consiste limpiar tu cuerpo durante 7 días completos, comenzando un lunes y terminando un domingo. Deberás eliminar alimentos a base de harina, que contengan azúcar o grasa. También eliminarás los granos y las proteínas animales.

Durante la semana de desintoxicación te limitarás a comer ensaladas, frutas y pechuga de pollo o de pavo. También podrás consumir caldos sin grasas y malteadas vitamínicas. Podría decirse que la semana de desintoxicación es la más dura, pero es necesaria para comenzar la dieta que te ayudará a adelgazar sin hacer ejercicios.

Al comenzar con la dieta, después de la semana de desintoxicación, durante la primera semana no incluyas las comidas con mucha grasa. Tendrás que comer 5 veces al día, que incluyan dos meriendas de únicamente frutas. En los platos fuertes puedes comer arroz o patatas al vapor y carnes magras.

En la segunda semana de la dieta puedes incluir grasas y condimentos a tus comidas. Las grasas recomendadas son el aguacate y el aceite de canola, entre otras.

Poco a poco puedes incluir lácteos, preferiblemente los que estén hechos a base de soya, también los provenientes de animales siempre y cuando sean bajos en grasa.

Cumple con esta dieta durante un largo período de tiempo, con constancia, y verás cómo tu abdomen irá disminuyendo cada semana.

También es recomendable que bebas 2 litros de agua al día, deja a un lado las gaseosas, las grasas y los dulces.

Reducirás tu abdomen eliminando los excesos de grasa y manteniendo una sana alimentación que le dará a tu cuerpo las proteínas y propiedades necesarias para tener una buena energía.