Incluye la bicicleta en tu rutina

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

En algunas ocasiones ya hemos hablado de la bicicleta, no la estática, sino la verdadera bicicleta como forma de empoderamiento para muchos aspectos que se deben tratar. Muchos estudios han demostrados que una hora de recorridos en bicicleta, puede ser mucho mejor que dos horas en el gimnasio donde se tratan diversos grupos musculares, por lo cual, hoy hablaremos sobre los beneficios comprobados de la bicicleta como medio de superación de objetivos y como un camino corto, pero muy seguro, para lograr lo que deseamos.

En el mundo actual, la bicicleta se ha convertido en esencia, en un medio de transporte infaltable en las ciudades. Cada día se suman varias decenas de habitantes a las grandes urbes, lo que hace que al poco tiempo estemos sufriendo los lados oscuros de la superpoblación, pero debemos saber también que la bicicleta se convierte en el mejor y más claro medio para subsanar muchos de los problemas que más nos acongojan al día de hoy y que deberían ser una clara opción en las rutinas de los deportistas.

¿Por qué usar la bicicleta o incluirla en las rutinas?: La respuesta suele ser muy clara de acuerdo a varias cosas: la bicicleta es un medio que requiere de concentración, y no hablamos solo desde el punto de vista muscular, sino también del manejo del equilibrio, de la apropiación de tiempo-espacio, lo que hace que el cerebro absorba en mayor medida el ejercicio que se hace como parte de sí. Algunos estudios han comprobado que la concentración a la hora de hacer ejercicio, funciona igual que concentrarse para comer, ¿Cómo?, aquí te lo explicamos:

Supongamos que tienes la cena en tus manos, y estás preparada para empezar a comer una vez se termine tu serie favorita, pero resulta que acaban de anunciar que van a alargarla por media hora más y entonces comienzas a comer mientras la ves, pero como está en su mejor momento, no pones atención a lo que te llevas a la boca y terminas simplemente por comértelo todo, pero sin haberte dado cuenta si quiera, cómo fue que sucedió.

De igual forma pasa con muchos tipos de ejercicio, se supone que muchos lo hacen para librarse del estrés del trabajo, pero lo cierto es que lo que sucede es que siguen pensando en las mismas cosas todo el tiempo, sin concentrarse en absorber las acciones que están llevando a cabo para conseguirlo.

¿A qué va todo esto, y qué tiene que ver con la bicicleta?: Estamos tratando de decirte que necesitas que tu cuerpo y tu mente estén completamente concentrados a la hora de llevar a cabo un ejercicio, pues es la única manera de asimilarlo. Y en cuanto a la bicicleta la mencionamos porque es uno de esos ejercicios que no distraen, por eso mencionábamos al principio un comentario que decía “la verdadera bicicleta”, pues la estática simplemente permite pensar en el jefe abusón o cualquier otro tipo de asuntos, en cambio la de movimiento fomenta un sinnúmero de actitudes muy reales para lo que un deportista busca.

¿Qué hay del cuerpo?: Ya que argumentamos hasta con un ejemplo las razones que te deberían enfocar en incluir la bicicleta, podemos hablar de beneficios corporales, y estos se dan en que trabajarás músculos como los de las zonas del tren inferior principalmente, dando una gran ayuda a la zona de los glúteos, así mismo podrás trabajar miembros superiores y abdomen.

Lo has visto, cada vez te damos más razones para que no dejemos de lado las cosas que nos hacen realmente poseedores de cambios, de ayudas, de amor por lo que hacemos. No olvides también cuidarte de las lesiones, que a veces son muy comunes cuando vas por terrenos rústicos.