Beneficios de salir a correr tras un largo día de trabajo

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Muchos de nosotros contamos con la desventaja de tener empleos muy demandantes, y decimos desventaja desde el punto de vista del tiempo, pues por el resto, podemos encontrarnos completamente cómodos. Más sin embargo, por más que amemos nuestros empleos, hay momentos de nuestras vidas en las que la carga laboral se vuelve atosigante y es justo allí donde debemos evaluar algunos asuntos que de alguna manera podrían ayudarnos. Estamos hablando en esencia de un comportamiento más apropiado para asumirlo todo y no caer en trampas de nuestros días.

En resumen, y para no alargar más esta introducción, el día de hoy hablaremos sobre los beneficios de salir a correr tras el trabajo, tras esos días en los cuales creemos que vamos a enloquecer si nos quedamos un solo segundo más allí. De esta manera estamos tratando de que tus días sean lo más positivos posibles y encuentres un momento para todo, incluso, y más importante para ti.

No en el sentido literal: Quizás estás pensando que se trata literalmente de salir corriendo de tu trabajo y dejarlo todo, no, no es así, por supuesto que no. Es más, antes de salir de ese día agotador que no le deseas a nadie por más mal que te vaya, podrías platicar con tu jefe sobre lo que no te gusta y buscar puntos de concordancia, así pues, estaríamos hablando de tratar de encontrar el equilibrio tras cada asunto que trates.

A lo que vamos: Cuando nos referimos a salir a correr tras el trabajo, podríamos usar algo como: salir a trotar, pues suena menos sugerente o algo por el estilo, pero te preguntarás: ¿si te digo que estoy “molido”, que me duele hasta la médula porque me la he pasado de un lado a otro y soportando los gritos de mi jefe y compañeros y que solo quiero llegar a casa, darme una ducha y luego irme a la cama como crees que tengo ánimos de salir a correr? Seguramente pensarás lo mismo que en nuestra pregunta, y viéndolo desde el punto de vista de lo trascendental y lo filosófico, pues puedes tener mucha razón, pero de seguro eso solo será hasta hoy donde sabrás de los beneficios de hacerlo:

Completa relajación muscular: Supongamos que te duele el cuello a causa de la acumulación de tensión, con el solo movimiento del tren superior, estarás gestionando la movilidad de los demás músculos y sobre todo, estarás ocasionando que dicha condición desaparezca.

Liberarás oxitocina: Tal y como lo lees. La oxitocina parece haberse convertido en la hormona favorita de todos nosotros, pero lo cierto es que cuando estás en movimiento, estarás liberando serias cantidades de oxitocinas, lo que es muy bueno para tu cuerpo, puesto que te brinda la sensación de estabilidad, de integridad y de salud.

Tomarás otro aire sin cansarte: Por más que creas que vas a cansarte el doble de lo que ya lo estás, solo te pedimos que lo intentes al menos dos veces, solo dos veces para que compruebes lo que pasa cuando corres. Muy seguramente luego te sentirás deshidratado, lo que es completamente natural, pero no por ello puedes abandonarlo, solo basta con que lleves ropa cómoda para que lo hagas tras el trabajo y consigas una botellita de agua.

Finalmente, te llevará directamente a la cama: Si, está comprobado que las personas que practican algún ejercicio, duermen más plácidamente que aquellas que no lo hacen, puesto que hay hormonas que se controlan más fácilmente y otras que se liberan por medio del movimiento, así que si querías llegar a casa para dejar tu cabeza en la almohada, esta es la mejor decisión que puedes tomar.