Ácido fólico: todos deberíamos consumirlo

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Comúnmente escuchamos que el ácido fólico es recomendado a las mujeres que se encuentran en estado de embarazo, pero no solo para ellas es esencial, pues los especialistas hablan de que personas con una vida con tanto desgaste físico como los deportistas, deberían ingerir grandes cantidades de este nutriente. Se trata entonces de un elemento importante para prevenir anemias, enfermedades vasculares, además de promover el debido funcionamiento del organismo en general. Lo primero para saber sobre sus especificaciones técnicas, es que debemos consumirlo a diario y en un valor que ronde los 400 microgramos.

A veces se nos hace difícil conseguir este ingrediente, pero aunque no lo creamos, es la cosa más común del mundo y la podemos hallar en alimentos que nos llevamos a la boca todos los días sin saberlo, por eso hemos preparado esta lista con los alimentos más ricos en ácido fólico, para que incrementes su ingesta y prevengas complicaciones futuras.

Levadura de cerveza: Es un alimento completamente concentrado en ácido fólico. Ofrece alrededor de 1000 microgramos por cada 100 gramos de producto. Lo que quiere decir que con tan solo una cucharadita, estaremos ingiriendo, alrededor de un tercio de lo recomendado diariamente. Es común encontrar la levadura de cerveza en todo tipo de panes, pizzas y magdalenas, por lo cual, aparte de llevar algo saludable, también lo podemos consumir con algo exquisito y que a todos nos agrada.

Hígado de vaca: No te preocupes, no sabe tan mal como suena, de hecho aprovechamos para darte una receta muy especial: lo único que debes hacer es adobar el hígado y después volverlo un encebollado, de seguro vas a querer volver a probarlo, pero volviendo a lo nuestro, estamos hablando de que aporta 590 microgramos por cada 100gr de hígado. Es excelente cuando se sufre de anemia o se está en embarazo.

Alga agar desecada: Es quizás el producto más utilizado en el mundo de los veganos cuando se quiere obtener ácido fólico. Se trata de un ingrediente que puede contener hasta 580 microgramos por cada 100gr. La puedes consumir en una suculenta sopa de algas, rellenos de tarta o empanada o en simples batido cuando lo complementas con algo un tanto más dulce.

Germen de trigo: Cuenta con un poco menos de 520 microgramos, es decir, solo 60 menos que nuestro producto anterior. Puedes consumirlo en un batido o en un yogur y prácticamente ni notarás su presencia a causa de su sabor leve y muy adecuado también para personas con problemas digestivos. Se encuentra de forma comercial en la mayoría de los productos de panadería y alimentos como la pizza.

Hígado de pollo: Si, a todos nos asusta la palabra hígado en cualquier tipo de receta, porque pensamos que es algo no tan bueno, pero lo cierto es que aligual que el de vaca, con una buena sazón y unos excelentes condimentos, puedes quedar delicioso. Por cada 100gramos de hígado de pollo, encontramos 380 microgramos de ácido fólico, por lo cual, es una excelente opción sino te han gustado las recetas anteriores.

Soja: Es uno de los alimentos preferidos por los vegetarianos. Con la soja te puedes preparar una deliciosa hamburguesa o incluirla en ensaladas, potajes, y se encuentra en muchas legumbre y de forma natural. Contiene una modesta cantidad de ácido fólico representado en 240 microgramos por cada 100gramos.

Lo hemos visto, estudiado y hasta encontrado en buenas recetas. Un deportista debe contar con una alimentación basada en asuntos tan claros como la ingesta de ingredientes que a veces pasan desapercibidos pero que son esenciales para mantener el equilibrio del cuerpo. Así que con las recetas, y las opciones, ya no hay excusas para consumir ácido fólico.