Mejora tu entrenamiento de pectorales

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

No dejes pasar la oportunidad de potenciar los ejercicios que prácticas para “sacarle el jugo” a tus pectorales. Es la preocupación de muchos, en la mayoría varones, tener un abdomen demarcado en el que se pueda apreciar el esfuerzo. Hoy te daremos algunos trucos para que maximices tu práctica diaria enfocada a esta parte del cuerpo.

Alterna mancuernas y barras: si bien ambas tienes sus beneficios, no ahorres cuando pongas a las dos como fuente principal de tu entrenamiento. Ambas funcionan de forma diferente, así, cuando las combinas obtendrás un doble beneficio por cuenta de esas acciones dispares.

No utilices en el mismo día los músculos pectorales y los deltoides: la razón es que los deltoides ayuda a los pectorales, por lo cual luego de ser usados simplemente van a estar cansados, por lo cual no incluyas en la rutina de dos días consecutivos los dos músculos a la vez, ello te evitara un desgaste y a la vez se convertirá en un beneficio importante.

Primero céntrate en los ejercicios de banco: ya que estos demandan una gran cantidad de energía al punto de dejarte incapacitado cuando tratas de hacerlos en una misma sección. Así que antes de cualquier otra rutina, realiza estos que también suelen ser de amplia importancia, luego podrás descansar, hidratarte y continuar.

No desestimes la ayuda que puede brindarte un compañero: cuando levantas pesas lo más probable es que quieras probar anexándole anillos para saber cuál es tu resistencia y el esfuerzo adicional que podrías llegar a manejar. Para ello has uso de un compañero o incluso de tu entrenador para que te indique de qué manera está utilizando los músculos o en su defecto, ayudarte a prevenir cualquier tipo de lesión cuando se presenta una emergencia.

Trata de incrementar poco a poco las repeticiones, para darte una visión mayor, no permitas que tus músculos se normalicen con lo que haces a diario.