¿Por qué mi ejercicio en casa está fallando?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Hay muchas razones por las cuales una persona, con una vida deportiva activa no vaya al gimnasio, entre las que se incluyen: falta de tiempo, escases de dinero, o dificultad para adaptarse a este tipo de ambientes. Cualquiera de esas 3 excusas es lo suficientemente válidas para no hacerlo, siempre y cuando se recurra al entrenamiento en casa. Pero a veces, por más beneficios que eso tenga,  también es cierto que terminamos por fallar. Hoy hablaremos de esas conductas que pueden hacer que tu entrenamiento en casa este errando.

En casa: No hay duda de que tener un mini gimnasio en casa es una muy buena opción para cualquier tipo de persona, sobre todo para aquellas que trabajan en importantes corporativos o los que simplemente llevan una vida muy agitada. Y no hay que tener de todas las máquinas o toda la instrumentación necesaria, más bien basta con que simplemente sepamos aprovechar los espacios y recurrir a temáticas apropiadas a nuestras condiciones, y naturalmente un buen asesoramiento.

El problema: El tema con todo esto, y a lo que queremos llegar, es que a veces no estamos lo suficientemente confiados en nuestro trabajo y es una de las grandes desventajas, pues estamos ofreciendo a nuestro cuerpo, elementos que no dejan de ser puras y físicas banalidades, lo que en otras palabras es un deterioro de nuestros objetivos. A veces vemos que por más que lo intentamos, incluso aumentamos las horas de práctica, al cabo de unos meses, los resultados siguen siendo los mismos, en otras palabras: nos hemos quedado estancados.

¿Por qué?: Ya hemos dicho que una de las grandes desventajas del trabajo en casa, es que no tienes a un entrenador personal que este viendo lo que haces y evaluando tu progreso (claro que eso ya lo hemos solucionado nosotros por nuestro método de entrenamiento a distancia). Lo cierto es que en ciertas ocasiones llegamos a un punto donde no parece haber un retroceso, pero lo que es peor, tampoco un avance, y entonces nos preguntamos que puede estar pasando:

Mucho tiempo en lo mismo: Déjanos decirte que si pasas mucho tiempo en la máquina de cardio, todo puede estar fallando. Recientemente se han dado a conocer importantes estudios en los cuales se ha visto que los ejercicio aeróbicos suelen ser muy favorables, pero solo para ciertas temáticas, para ciertos objetivos, pero si se trata de conseguir masa muscular, debemos decirte que puede no ser lo más recomendable.

De igual forma pasa si solo te has enfocado en las pesas. Hay muchos ejercicios más más como las sentadillas, las “lagartijas”, etc., que son esenciales para conseguir masa muscular desde unas repeticiones bien definidas. Así que no solo te quedes haciendo siempre lo mismo.

Alimentación indebida: Puedes decir que llevas una dieta rigurosa y que es la mejor dieta del mundo, pero, ¿es para ti?, es decir, ¿te la ha recomendado un especialista? Lo más seguro es que no, pero si un nutricionista te la ha dado, debes consultar nuevamente si crees que el problema tiene que ver con ello.

Desconcentración: Al estar en casa puedes encender tu televisor para ver tu serie favorita, pero en esos momentos que te detienes a reír o porque está pasando algo realmente importante, pierdes la secuencia, pierdes la calidad de las repeticiones, y por lo tanto también estás perdiendo tiempo que podrías usar para hacer más repeticiones. Así que mejor apaga la tele y concéntrate.

Se trata de que hagas lo posible por mantenerte enfocado en tu ejercicio, pues créenos que es la única manera de conseguir todos y cada uno de los objetivos que te planteas y en el tiempo que deseas.