Conoce y práctica pádel en tus rutinas

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Es muy complicado que un deporte pueda competir con el futbol por la atención del público, y más en un país como España que básicamente posee dos de los clubs más importantes y prestigiosos del mundo y la afición de estos dos traspasa las fronteras y hasta los continentes, más sin embargo, nunca está de más pensar en otras rutinas deportivas igual o más provechosas para aquellas personas que no solo quieran hacer ejercicio, sino también que deseen entrenar en un deporte. Para que no seamos uno más que recomiende futbol o basquetbol, hoy hablaremos del pádel.

Es un deporte cuya importancia se ha venido intensificando en el país y que ha llegado a sitios tan remotos y extremos como Argentina, es que sin duda es divertido, una práctica saludable y muy bien vista que de seguro va a encantarte. Su popularidad se ha dado a que hoy por hoy se han formado escuelas y centros de formación que preparan personas desde muy temprana edad para enfrentar retos un tanto más superiores. Con retos superiores bajo este campo deportivo, nos estamos refiriendo esencialmente a competiciones organizadas, planeadas y legalmente reglamentadas como el WPT (World Padel Tour) que convoca a decenas de personas con sus espectaculares paradas.

¿Es igual al tenis?: Muchas personas comparan el tenis con el pádel, pero lo cierto es que son disciplinas completamente diferentes una de otra. Si bien comparten ciertas características en implementos, (al menos en formas), también es verdad que las separan dos océanos. Así que lo mejor es que sepas diferenciarlo. Generalmente se juega en parejas, con una bola para el cuarteto (parejas rivales) y una pala para cada uno, las palas son algo así como las raquetas en el tenis, pero las de pádel son fabricadas en muchos tipos de materiales entre los que se incluyen la fibra de vidrio y de carbono.

Pero dejando de lado los asuntos técnicos, mejor concentrémonos en lo que nos convoca y lo que deberíamos tener en cuenta. Lo primero en saber es que es un deporte muy exigente, y demanda gran cantidad de energía, así que sería bueno empezar por un buen calentamiento donde intervendrán todos los músculos del cuerpo sin excepción, para no causarnos problemas, ni actividades que nos demanden en extremo.

¿Qué músculos se verán implicados?: Los músculos que se verán implicados son prácticamente todos, podríamos estar hablando de un 70-80% de la musculatura del cuerpo. Vas a tener que usar las piernas, por lo cual ya encontramos que tendrás un buen beneficio en el tren inferior del cuerpo y en sus respectivos músculos. De igual manera vas a tener usar las manos, así que trabajarás bíceps y por ende tríceps. Al tener un contacto el tren inferior con los miembros superiores, estaríamos hablando de trabajo en el abdomen y los músculos de la zona espaldar. De igual forma los del cuello al movilizar los hombros y los brazos.

¿Qué diferencia hay con otras disciplinas?: Una gran diferencia, es que mezcla estados de alerta con movimientos repetitivos y también extendidos que hacen que el cuerpo esté siempre activo, gestionando la interactividad de grandes cadenas musculares, de grandes grupos de trabajo y por lo tanto, un trabajo conjunto.

Las precauciones: Como en todo deporte, siempre existe un riesgo, y el de este no podía ser otro que las lesiones. Cuando no tienes precauciones puedes causarte grandes contusiones en los pies, por eso es recomendable que uses zapatillas especiales, y en lo posible, también un equipamiento especial que te permita el normal desarrollo de la actividad por el tiempo que dure.

Recuerda que lo nuevo siempre está a la orden del día y es tu responsabilidad hacer lo posible por mejorar e innovar.