Ventajas de un gimnasio

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

A veces no sabemos muy bien si levantarnos de la cama o no para ir al gimnasio y entonces sacamos las múltiples excusas que puedan haber: puedo hacerlo todo desde casa, no gastaré en transporte, seré  mi propio entrenador y podré alimentarme desde aquí, y si bien muchas de las cosas que decimos y pensamos son realmente ciertas, hay otras que merecerían una discusión acerca de su validez. Así mismo podríamos mencionar que el gimnasio tiene muchas cosas buenas que no encontraras en ninguna otra parte, ni siquiera en casa.

Ya hemos hablado de ser nuestros propios jefes cuando hablamos de ejercicio, gestionarnos, hacernos preguntas acerca de la fiabilidad de uno u otro ejercicio y los beneficios para la salud y lo que buscamos. Definitivamente hay cierta verdad que no podemos ignorar y es el hecho de que aunque podemos hacer muchas cosas en soledad, a veces un poco de ayuda en un sitio profesional como un gimnasio, es una de las mejores cosas.

En un gimnasio tendrás opciones: Si solo vas por salud y después de las dos primeras semanas de tas cansado de la máquina de cardio, no importa, puedes irte para las pesas o para la bicicleta estática a practicar todo lo que quieras. Recuerda que lo más importante siempre será que te sientas cómodo, irónicamente como “en casa”, pero podrás hacer innumerables rutinas que te van a sentar muy bien, así que si luego todo te parece tedioso, solo será responsabilidad tuya porque es encontrarás muchas opciones.

Asistencia: Así es, sino comprendes bien la forma de realizar un ejercicio basta solo con que te acerques a uno de los entrenadores que de seguro te responderá positivamente y te dará una pequeña charla acerca de la mejor forma de hacer un ejercicio, incluso puede que te brinde uno que otro truquillo para que lo hagas con más asertividad. Por otra parte, hoy por hoy muchos de los entrenadores han pasado por un camino de educación muy amplio, así que la solución a tus dudas será prácticamente certera, y la preparación y experiencia, luego hablaran por si solas.

Varios profesionales: La vinculación de nuevos gimnasios al mercado, ya no incluyen solo a los preparadores físicos, sino también a un grupo de especialistas que ayudaran a todos los usuarios a llevar de la mejor forma sus rutinas. Encontrarás entonces nutricionistas encargados del control alimentario y de la reorganización de la persona tras desórdenes alimenticios, te instruirá de la mejor manera en cuanto a dietas y suplementos y siempre estará al pendiente para hacerte saber sobre deficiencias.

Es posible que también te topes con un fisioterapeuta de alto rango el cual te será muy útil para aconsejarte sobre los ejercicios lesivos, para revisar el estado de tus musculo, huesos, articulaciones y demás, y para enviarte ejercicios que te ayuden a mantenerlos controlados.

En los más tecnificados hay presencia de entrenadores específicos: los que ayudan en la hipertrofia, a bajar de peso, lo que buscaran estados de vida saludables, los que te ayudan a compensar pérdidas y hasta los destinados netamente a la recuperación tras lesiones.

Siempre intenta buscar el profesional que más te pueda ayudar, la máquina indicada, la rutina precisa, la alimentación sensata, y sobre todo mucha disciplina.

No olvides que el entrenamiento, por lo menos en motivación, depende completamente de ti, sea dentro o fuera del gimnasio. Dale más importancia a lo que pienses tú de tu cuerpo, que aquello que digan los que están fuera, pues solo tú conoces el esfuerzo y la disciplina que se debe impregnar a cada instante, a cada ejercicio, esa es la base de todo deportista exitoso.