Preguntas para entender la lesión del ligamento cruzado

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Mucho se ha hablado sobre la lesión o rotura del ligamento cruzado, y la primera verdad a confirmar, es que si es la lesión más frecuente en los deportistas. Quizás hemos escuchado en la televisión tras un partido de futbol que alguien ha salido perjudicado con este mal que se debe al forzamiento de la rodilla como si fuera el pie hacia fuera a la vez que Como sabemos que es un tema de esos muy comentados, pero poco estudiados, hemos preparado estas preguntas para dejar el panorama más claro.

¿Cómo sabes si tienes el ligamento cruzado roto?: el dolor y la inflamación no tardan en aparecer como el primer síntoma. Es muy probable que cuando vayas al servicio de urgencias al médico que te evalúe le sea muy difícil confirmar que es una lesión de este tipo, puesto que el dolor no soporta ningún tipo de exploración manual. Ante todo debe evaluarte un experto en la materia, pues a veces los síntomas no son suficientes. También te tomaran unos rayos x.

¿Hay que operarse el ligamento cruzado anterior?: Es un poco polémico el decidir si operarse o no, pero es mejor acceder a una cirugía de reconstrucción pues el ligamento cumple la función de estabilización de la rodilla, sino te molesta y sino es vital para tu día a día, algunos pueden recomendarte no hacerlo, pero si es el caso de que eres un deportista de alto rendimiento o por lo menos quieres volver a las mismas condiciones, deberías considerarlo seriamente.

¿Por qué se opera un ligamento cruzado roto?: está comprobado que en el 80% de los casos de pacientes con este padecimiento y que no fue operado tras 15 años se presentan síntomas degenerativos que provocan el desarrollo de lesiones de menisco y de cartílago. Además el objetivo de la cirugía es evitar la inestabilidad articular que pueden visibilizarse durante el entrenamiento físico.

¿En qué personas está recomendada la operación del ligamento cruzado?: es una decisión, como ya te lo dijimos, que debes tomar según tu estilo de vida, y de acuerdo a las recomendaciones médicas, más sin embargo hay unos candidatos potenciales como los ya mencionados deportistas de alto rendimiento, además de aquellos que deseen retomar el ejercicio; por otra parte hay personas que llevan un estilo de vida normal, es decir que no se dedican al deporte pero aun asi se les hace difícil llevar su día a día. También las personas que hayan sufrido accidentes en los cuales han existido múltiples lesiones en la rodilla, ya que su estructura anatómica deberá ser normalizada.

¿Qué complicaciones puedo tener tras una cirugía?: Todo depende en gran medida del periodo de recuperación. Se recomienda no hacer ningún tipo de actividad que requiera esfuerzo, en por lo menos 6 meses esto con el fin de adquirir unos niveles funcionales muy parecidos a los que poseías antes de la rotura.

¿Y si no voy al médico y mejor me trato en mi casa?: no cometas ese error nunca, cuando presientas que esto te pasa, lo mejor es ir de inmediato donde el traumatólogo… ¿Por qué? La razón tiene una base medica que explica el ligamento es cordonal siendo el aporte vascular externo, lo que quiere decir las fibras de dicho ligamento son incapaces de repararse por si solas.

¿Son buenos los resultados?: Es una operación muy común y sus beneficios se han trazado a lo largo de los años. Muchos pacientes sometidos a este tipo de procedimientos relatan con gratitud sus virtudes, y aunque debes saber que nada quedara igual, si vas a poder recuperar la movilidad en gran medida.

Ten mucho cuidado pues aunque no lo creas, el ligamento puede volverse a romper y esto puede traer más complicaciones aún, si ya sabes cómo sucedió, no te lances al peligro.

Como recomendación final, sigue las instrucciones que te da el traumatólogo, como si fuese un manual para desactivar una bomba, guarda total reposo, y aunque sabemos que eso puede ser tedioso para ti, peor sería que no pudieses volver a practicar un deporte por falta de reposo.