La iniciación deportiva en los niños

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Si estás leyendo esto, probablemente eres un deportista de alto rendimiento que está en la búsqueda de objetivos claros y metas están basadas esencialmente en la disciplina y la constancia que se deben mantener día tras día, en otro caso estas iniciándote pero ya tienes una buena edad para comenzar (cualquier edad es buena), pero quizás alguna vez te has preguntado algunas cosas sobre la iniciación al mundo deportivo en lo que tiene que ver con los niños, y quizás ni tú mismo recuerdas ya cuando fue el momento en el que comenzaste a entrenar. Hoy vamos a tratar precisamente la formación deportiva en los niños.

Como bien mencionamos anteriormente, cualquier edad es buena para comenzar, como dicen por ahí: “nunca es tarde”, más sin embargo cuando una persona cruza la infancia, se le debería mostrar un camino diferente al de los juegos constantes y los gritos por todo, aunque ello, claro está, es necesario para el óptimo desarrollo, de lo que hablamos es de crearles una cultura de actividad donde se elimine por completo el sedentarismo y haya una apropiación del movimiento constante como forma de vida, pero… ¿Cómo, cuándo y por qué debe suceder ello?

Primero que todo, ¿Qué entendemos por iniciación deportiva?: Esencialmente es un periodo de tiempo en el que el niño comienza a aprender de forma específica la práctica de uno o varios deportes, es decir, es la formación que recibe el pequeño dirigida a conseguir algunos objetivos a corto plazo mediante el ejercicio de una disciplina deportiva sin importar las cualidades de esta.

¿Qué se pretende mediante la iniciación deportiva?: Cuando se incita a un niño a jugar un deporte como el basquetbol, se propicia el desarrollo de una motricidad generalizada de su cuerpo, pues aun sus músculos y huesos no conocen bien el equilibrio y la coordinación al moverse de formas determinadas. Por otra parte se busca que haya una posible suma de características para que el niño pueda después especializarse en una disciplina, por ejemplo lo aprendido en el basquetbol, podría servirle para el voleibol, e incluso el futbol, puesto que se desarrollan habilidades con cierta analogía. Finalmente se intenta resaltar el desarrollo de partes del cuerpo que le pueden ser útiles para practicar más de una actividad.

¿Cuáles son los pilares de la iniciación deportiva?: Este concepto se basa principalmente en 3 aspectos: la formación, la federación y la recreación.

Formación: Dentro de las instituciones de educación tales como las escuelas, los niños tienen el primer contacto con el deporte, tras la ejecución de las clases destinadas a tal fin. Es decir que son los maestros los primeros en crear un ambiente de apropiación.

Federación: Sucede cuando el niño ha obtenido el gusto por cierto deporte y ha accedido a inscribirse en un club destinado a la práctica del mismo, con miras a disputas entre clubes.

Recreación: Es llevado a cabo por medio de semilleros de iniciación en el deporte que se muestran como el espacio para la apropiación de la práctica.

La iniciación al mundo deportivo es la mejor forma de hacer dos cosas: La primera de ellas es adentrarse en el juego desde una visión integral de lo que puede ser, es decir, cuando un niño juega con una pelota, sabe que podrá seguir haciéndolo por el resto de su vida si así lo quiere, porque es un deporte como tal y merece todas las atenciones y disposiciones.

Es bueno que desde pequeño conozca porque se debe estar bien y siempre convivir en ambientes de movimiento y de esparcimiento. Hoy por hoy existen decenas de escuelas de iniciación o semilleros de aprendizaje, sino le gusta, solo cámbialo, pero también dale un par de semanas para saber qué piensa de ello.