La educación física: en la niñez y la adultez

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

En Omar Moreno no solo nos encargamos de darte los mejores consejos en nutrición, suplementación, fisioterapia, entrenamiento y decenas de asuntos más, sino que también fomentamos el conocimiento del mundo del deporte por medio de interesantes artículos que todos deberíamos leer al menos una vez en nuestra vida y compartirlos para esparcir el saber. El día de hoy, por ejemplo, hablaremos de la importancia de la educación física, tanto ahora como en la niñez y los beneficios que esta nos trae.

Un deportista no solo se compone de músculos, en eso hemos insistido claramente, y debemos saber que hay decenas de temas que a todos nos deben concernir y que son precisamente lo que nos forma como ciudadanos de otra categoría, no decimos que seamos más importantes que alguien ni nada por el estilo, hablamos de otra categoría refiriéndonos esencialmente a otros conocimientos, a otras formaciones, a otros campos. En sí todo lo que hacemos y de lo que hablamos, llega al punto de la educación física, y esta debe ser un modelo que trascienda las generaciones del deporte.

¿Qué es?: Vamos a alejarnos de todos los conceptos teóricos que estén encaminados a una definición explicita, pues para ello solo tendrías que consultar la Wikipedia o algo por el estilo. A nosotros nos gustan los términos prácticos, pues al fin de cuentas eso supone esta web. Hablamos de educación física cuando nos referimos al conjunto de actividades que forman ciudadanos en el conocimiento del cuerpo, en la apropiación del deporte como un modelo de la vida, en la actividad física como salud, como funcionamiento adecuado del cuerpo humano y del organismo. La educación física crea ciudadanos que son modelos de interactividad con su medio, que buscan y se proyectan como amigos de la coordinación y de estados de existencia más coherentes con nuestra naturaleza.

¿Cómo la vemos?: Desde el punto de vista de nosotros como deportistas, estamos hablando de que la educación física constituye la base de todo lo que somos y lo que enseñamos. Siempre nos fundamentamos en el cuerpo como naturalidad, como un modelo que implica que el cuerpo prevalece por sobre todos los medios y que debemos en todo caso velar porque nuestros esfuerzos siempre estén encaminados a un cambio razonable que supone bajo cualquier medio la ganancia y no la perdida de dicha humanidad.

La educación física en los niños: Muchos colegios han optado por llamar a estas clases “deportes”, y no está para nada mal y podemos ver en esto la evolución de los términos, más sin embargo el cambio de una palabra por otra, inmediatamente hace que pensemos que estamos tergiversando varios eventos y no podemos permitirlo. Hay que hacerle saber a los colegios que la educación física debe contener todos los temas que han formado grandes deportistas a lo largo de los años, y a la vez debemos ser conscientes de que se deben incluir los cambios y las novedades de una manera que esto, no afecte a lo anterior.

La educación física en los adultos: Como deportistas, como amigos del mundo del movimientos, debemos seguir investigando, debemos retomar el camino que hace tiempo hemos venido inculcando, la educación física son más que libros de historia del baloncesto del futbol, la educación física compone otras ciencias que nos interesan claramente como la anatomía, la fisioterapia, y hasta la psicología.

Ya lo dijimos y volvemos a repetir, no solo de gimnasios vive el deportista, también de conocimiento y más cuando a ese conocimiento podemos anteponer la palabra “auto”. Así que es solo nuestra responsabilidad ser coherentes con lo que pensamos y decimos y lograr una mayor ganancia de aptitudes que nos formen constantemente.