¿Cuáles son las mejores dietas para 2018?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Qué plan de dieta es el mejor? Ya sea que estés haciendo dieta para bajar de peso o simplemente para mejorar tu salud en general, apegarse a un plan de alimentación específico puede ser un desafío. Con tantas dietas para elegir, ¿cómo puedes saber cuál funcionará para ti?
Los expertos evaluaron 40 dietas, clasificándolas del más bajo al más alto en siete categorías, incluidas las mejores dietas para la pérdida de peso, la diabetes y la salud cardíaca. Entonces, echamos un vistazo a algunos de los resultados clave.

Las mejores dietas para bajar de peso
Para la mayoría de las personas que hacen dieta, la pérdida de peso es el objetivo final, pero perder peso y mantenerlo lejos no es nada fácil. La investigación sugiere que aproximadamente el 30-35 por ciento del peso perdido por la dieta se recupera en un año. Pero es posible mantener la pérdida de peso. Es solo cuestión de encontrar el plan de alimentación correcto.

Una de las dietas comerciales conocidas más antiguas, de nombre Weight Watchers, incorpora un sistema de puntos, en el que a los alimentos y bebidas se les asignan puntos en función de sus valores nutricionales, y a los que hacen dieta se les asigna una asignación diaria de puntos.
La Dieta volumétrica está en segundo lugar para la mejor para la pérdida de peso, con un puntaje de 3,8 de un total de 5 para la pérdida de peso a corto plazo y 3,3 de 5 para la pérdida de peso a largo plazo.

Diseñado por Barbara Rolls, profesora de nutrición que trabaja en la Universidad Estatal de Pensilvania en el condado de Center, la dieta volumétrica se centra en comer alimentos con baja densidad de energía, como leche baja en grasa, granos y frutas y verduras sin almidón, así como a limitar los alimentos con alta densidad energética.

Las mejores dietas para la salud del corazón
La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte entre hombres y mujeres en los EE. UU., matando a alrededor de 610.000 personas en el país cada año. Una dieta deficiente puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca, porque ingerir alimentos con alto contenido de grasa puede provocar presión arterial alta, niveles altos de colesterol y obesidad, que son los principales factores de riesgo para la afección.

Pero, ¿qué plan de alimentación es mejor para tener un corazón saludable? Para esta categoría, los expertos en salud analizaron cada una de las 40 dietas y les dieron calificaciones promedio de salud cardíaca. La dieta Enfoques dietéticos para detener la hipertensión (DASH) tomó el primer lugar en esta categoría.

Desarrollada por el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y la Sangre – una parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) – la dieta DASH es rica en frutas, verduras, granos enteros, pescado, aves de corral y productos lácteos bajos en grasa, pero limita alimentos con alto contenido de azúcar y grasas saturadas y trans. La dieta DASH también fue clasificada como la mejor dieta en general.

La dieta mediterránea, que enfatiza el consumo de pescado y marisco al menos dos veces por semana, junto con el consumo regular de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, tomó el segundo lugar como la mejor dieta saludable para el corazón, junto con la dieta Ornish.
Con la llamada Ornish, la grasa se limita al 10 por ciento de las calorías diarias y los alimentos se dividen en cinco grupos, desde el menos saludable hasta el más saludable.

Las mejores dietas para la diabetes
La dieta mediterránea no solo obtuvo un puntaje alto en una de las mejores dietas saludables para el corazón, sino que también se llevó la corona por la mejor dieta para la diabetes, con un puntaje de 3.7 sobre 5.

Se estima que alrededor de 30.3 millones de personas en los EE. UU. viven con diabetes, en la cual los niveles de glucosa en sangre se vuelven demasiado altos debido a la incapacidad del cuerpo para producir o utilizar la insulina de manera efectiva. Aunque consumir una dieta saludable es importante para todos nosotros, las personas con diabetes deben ser extremadamente cuidadosas: saltarse las comidas o comer los alimentos equivocados puede conducir a altos y bajos problemáticos en los niveles de glucosa en la sangre.