Consejos para alcanzar buenos hábitos alimenticios

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

CONSEJOS PARA ALCANZAR BUENOS HÁBITOS ALIMENTICIOS

Ciertamente comer es uno de los principales placeres de la vida. Sin embargo, es necesario desarrollar buenos hábitos alimenticios para mejorar la calidad de vida. Gran parte de las afecciones que comprometen al sistema cardiovascular están relacionadas con factores que influyen en la alimentación, y el estilo de vida.

Efectuar cambios positivos en la alimentación no siempre es sencillo. Es probable que el tema cause malestar en personas con malos hábitos alimenticios, que se hayan acostumbrado a ese estilo de vida.

Es posible mejorar la alimentación. Se trata de un esfuerzo que en el futuro es recompensado de gran manera. Por lo tanto, si has dado este primer paso necesitas alcanzar tus metas.

¿Qué debes hacer para desarrollar buenos hábitos alimenticios?

#1. Acude a un especialista en nutrición

Con una visita al médico recibirás las instrucciones necesarias, y los lineamientos sobre lo que debes consumir y la medida en la que debe ser consumida. Asistir a un especialista en nutrición es completamente necesario para alcanzar los resultados en este proceso de transición.

Además el especialista podrá valorar tu condición de salud y te informará de los peligros que se encuentran en mantener malos hábitos alimenticios. Con tus cuidados puedes cuidar mejor a tu familia.

#2. Diseña tu menú diario con antelación

Es posible que con el estrés del trabajo, o la presión familiar no te quede mucho tiempo libre para planear la cena. En el caso de la cena es una de las comidas más importantes, ya que si se consumen alimentos cargados de carbohidratos es muy probable que aumenten los niveles calóricos en el organismo.

Una excelente recomendación es planear cada noche el menú para el día próximo. De esta manera puedes estar preparada sin la presión del tiempo. Además que esto evita que sucumbas a los encantos de la comida chatarra.

#3. Añade fibra a tu dieta

La fibra puede ser conseguida en alimentos como la avena. Es un recurso bastante favorecedor para el organismo, sobre todo porque no genera calorías. Además, la fibra permite el desarrollo de la saciedad. Lo cual evita que las personas coman cantidades exageradas de comida.

Una buena opción es consumir yogurt con fibra entre cada comida. Y durante el desayuno ingerir leche de avena. No sólo mantendrás buenos niveles de energía, permitirás la disminución de calorías.

#4. Consume alimentos ricos en Omega 3

El Omega 3 es un recurso que no puede ser producido por el organismo, pero cuyos beneficios requiere en gran medida. Los alimentos ricos en omega 3 son los pescados como el atún y las sardinas, los frutos secos y algunas hortalizas.

Dentro de sus beneficios está el de mejorar la calidad de vida del corazón, favoreciendo al sistema cardiovascular. Y es que posee la capacidad de disminuir los niveles de colesterol en el organismo.