Una razón más para dejar el alcohol

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Por muchos años se ha insistido en que el consumo de alcohol debe ser eliminado de la vida de cualquier persona, sobre todo cuando se es deportista, y si bien es una afirmación muy extrema, también es cierto que hay muchas razones y muchos argumentos en contra del alcohol, por más que sus defensores quieran buscar beneficios. Se trata de un producto dañino al cual no se le ha demostrado prácticamente ningún beneficio y los pocos que se han encontrado, no han podido superar todo lo que tiene contra corriente.

Desde Omar Moreno, hemos hallado varias razones por las cuales no deberías tomar una sola gota de alcohol por el resto de tu vida, sobre todo si lo que quieres es lograr conseguir tus metas para este año y por el resto de los tiempos. No debes creer en lo que dicen de sus múltiples virtudes, pues la mayoría de ellas ni siquiera cuentan con un aval científico del cual podernos guiar.

Resaca: Si alguna vez has tomado más de un par de copitas de vino, champaña o lo que sea, te has dado cuenta de que al día siguiente no quieres levantarte de la cama, te estorba la luz, los ruidos y sientes un malestar tremendo como si estuvieras en la cúspide de una etapa marcada por la gripe. Lo cierto con esto, es que estás completamente deshidratado y tu cuerpo está pidiendo urgentemente una recuperación.

Pero no solo has perdido sales vitales, sino también una descompensación algo grave en órganos como el hígado o los riñones que deben trabajar a doble marcha para depurar lo que acabas de ingerir, pues aunque no lo creas, el alcohol no tiene por qué hacer parte de nuestra vida, de hecho muchas personas vomitan porque el cuerpo no está preparado para ello, no es capaz de asimilarlo, por lo cual, una sola copa de cualquier tipo de licor, será un verdadero detonante para que todo tu sistema entre en una crisis fastidiosa y poco beneficiosa.

Más hambre: Tal y como lo lees. Si eres un deportista, lo mejor es que no te excedas con nada, pero el alcohol jugará en tu contra cuando quieres lograr dicho objetivo, pues un reciente estudio publicado por Physiology & Behavior, revela que hay una incidencia en el aumento del apetito que está relacionado con la ingesta de alcohol. En otras palabras, el alcohol te dará más hambre con cada sorbo y por eso es que siempre terminas comiendo más de lo debido.

Se trata de que el alcohol reduce los niveles de leptina, que son los encargados de brindar la sensación de saciedad y por el contrario aumenta la producción de grelina y neuropéptido que hacen que sientas mucha hambre y que nada de lo que comes te pueda saciar por completo.  Por otra parte estas hormonas no solo influyen en nuestros deseos de seguir comiendo, sino también hacen que se reduzca el gasto calórico, lo que se traduce finalmente en aumentos de peso.

Y la verdad no está muy lejos de la realidad. Si te pones a detallar a un persona con problemas de alcohol, generalmente muchas también presentan problemas con su peso que terminan por desencadenar una serie de hechos como actividad cardiaca anormal.

Es importante hacer nuevamente el llamado, pues si deseas ser un deportista pleno, con todas las capacidades, es completamente necesario que elimines el alcohol de tus días, pues de nada te sirve seguir una dieta rigurosa a través de los meses, para terminar bebiendo una botella de vino que solo te ocasionará problemas y que mandará todo tu esfuerzo, literalmente a la basura.