Si quieres un vientre plano, estos son los ejercicios que necesitas

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Si quieres un vientre plano, deberás saber combinar una buena alimentación con ejercicios ideales para lograr tu objetivo. Es por eso que en este artículo queremos darte una idea de qué tipo de ejercicios necesitas implementar a diario en tu rutina de entrenamiento, pero también queremos darte unos breves consejos para tu alimentación.

Para lograr tu objetivo de un vientre plano, lo principal es dejar los alimentos que originan inflamación como los azucarados, los carbohidratos refinados y las bebidas gaseosas, pues estos hincharán tu vientre y tu rutina de ejercicios para un abdomen plano no será efectiva por mucho que te esfuerces.

En lugar de esos alimentos, añade a tu rutina alimenticia las verduras, pescados y frutas. Evita a toda costa la comida procesada. Toma como mínimo dos litros y medio de agua al día, y si consumes carbohidratos asegúrate de que sean integrales.

En cuanto a los ejercicios lo recomendable es que los apliques por lo menos 3 días a la semana y te mantengas en completa actividad durante el día.

Ahora vamos con la combinación de los tipos de ejercicios, una combinación perfecta que te dará el vientre plano que anhelas. Debes combinar ejercicios cardiovasculares, haciéndolos al menos durante 30 minutos, con los ejercicios de fuerzas, los que vas a centrar en piernas, pecho y espalda, terminando tu sesión de entrenamiento con series de abdominales.

Los abdominales deben ser primordialmente planchas, ya que este es el principal ejercicio para lograr una tonificación del abdomen. La forma eficaz de hacer tus planchas es tumbarte boca abajo manteniéndote apoyado sobre tus antebrazos y la punta de los pies. Debes quedar tu cuerpo de forma paralela al suelo, mientras activas fuerte el abdomen, la zona lumbar, las piernas y los glúteos.

Las planchas tendrás que realizarlas en 5 series durante 30 segundos, con descansos de 30 segundos entre cada serie. La idea, como hemos dicho, es hacer este entrenamiento al menos 3 días a la semana y siempre combinados con ejercicios cardiovasculares y ejercicios de fuerza concentrado en espalda, pierna y pecho.

El ejercicio de fuerza que recomendamos para espalda es el de peso muerto, para el cual deberás colocar las piernas abiertas al ancho de los hombros y mantener una leve flexión durante todo el trabajo. Lo que sigue es realizar una flexión de cadera llegando con los hombros extendidos a un punto intermedio entre las rodillas y los tobillos, la espalda debe descender siempre recta, serán necesarias 12 repeticiones, con 30 segundos de descanso entre cada una y cada serie de 60 segundos.

Para piernas, se recomiendan las clásicas sentadillas, y el lounge, de cada uno de estos ejercicios deberás hacer 12 series, cada una de 60 segundos, y 30 segundos de descanso entre serie y serie.

Por último, para pecho, recomendamos dos ejercicios más. El primero es Press y el segundo es Aperturas, de cada uno de estos ejercicios deberás implementar 12 series de 60 segundos con también un intervalo de 30 segundos de descanso.